In the Nevernever: El ciclo de Xuya, de Aliette de Bodard

El ciclo de Xuya, de Aliette de Bodard

24 noviembre 2016


Hoy les quiero hablar de un libro y de una autora muy especial: El ciclo de Xuya de Aliette de Bodard, una antología que reúne catorce relatos ambientados en un universo ucrónico, en donde China llega primero que los europeos al continente americano, y esto cambia el destino tanto del país asiático (pues ese descubrimiento evitó su declive) como de los habitantes de la región, que se reconfiguró de una manera muy diferente a la que conocemos actualmente.

“—El pasado nos convirtió en lo que somos —dijo Minh Ha, sabiendo que era cierto.
—Pero el pasado ya no existe —contestó Charles casi con suavidad”

En el universo creado por Aliette cuando llegaron Colón y los españoles, los chinos y los mexicas tenían ya establecida una coalición que les permitió defenderse y establecer un imperio llamado Magna Mexica, que abarca el México actual más una amplia banda en el norte del continente y donde existe también un nuevo país llamado Xuya, en la costa occidental de los actuales Estados Unidos, que es de ascendencia China y que comparte su sistema de gobierno encabezado por un emperador.

Ya solo por la ambientación tan diferente que nos presenta vale la pena leer los relatos, pero es que la autora va mucho más allá. Podemos disfrutar de narraciones donde vislumbramos cómo funciona la cultura azteca y su sistema de sacrificios, o ver lo complicado de las relaciones familiares en las culturas asiáticas, pues es precisamente en lo complejo de esos vínculos que se centran muchas de las historias. 

Los relatos están divididos en dos periodos históricos muy diferentes: empezamos con los centrados en la Edad Moderna, para luego maravillarnos con relatos ambientados en la Edad Especial, los primeros protagonizados principalmente por personajes descendientes de la cultura azteca y los segundos, por los de las culturas asiáticas (China y Vietnamita específicamente) 

“Por la mañana ya no estás segura de quién eres.
Te miras al espejo... que se mueve y tiembla y refleja únicamente lo que quieres ver”.

La xenofobia, la guerra y sus efectos sobre las personas, la intolerancia sobre las creencias ajenas, lo complicado de ser extranjero y el desarraigo, lo complejo de las relaciones entre hermanos, la pérdida de la cultura y de la identidad, son temas que Aliette trata en sus relatos como pilares para la narración, porque si bien es cierto que hay persecuciones en el desierto, misiones de rescates imposibles, relatos donde se busca el culpable de un crimen al mejor estilo de una novela negra, u otros que son puramente ciencia ficción, con todo su sentido de la maravilla, son las relaciones entre sus personajes el verdadero motor que impulsa la historia y de qué manera.

Podría pasarme horas hablando de cada uno de los relatos, de lo impresionante que me pareció la ambientación imperio Magna Mexica, con todas sus creencias en los sacrificios como impulso para evitar que el mundo colapse, sus guerreros y su código de honor, o de lo asombroso que es leer sobre naves y pilotos que son uno solo, para luego conocer “las mentes”, seres en un principio tan extraños, pero que a medida que van pasando los relatos llegamos a comprender y también a horrorizarnos ante aquellos que con sus buenas intenciones no lo hacen nunca. 

Puede que el hecho de que Aliette sea de ascendencia vietnamita, haya nacido en Estados Unidos y se criase en Francia, haga que su enfoque sea diferente a lo que estamos acostumbrados a leer, ya que nos muestra lo mejor de una mezcla de culturas en una escritura única y sin igual, donde no importa solo las formas y colores, sino también los olores, y en el que la comida juega un papel fundamental. Si bien es cierto que los relatos funcionan muy bien de manera independiente, unidos son incluso mejores, pues cada uno nos deja ver un aspecto diferente del rico y complejo mundo que ha creado y que aún tienen mucho por explorar; son como pequeños fragmentos que juntos son mucho más que la suma de las piezas. 

La edición de Fata Libelli, una editorial independiente que publica exclusivamente en digital y a la que deberían seguir, es simplemente maravillosa, además de incluir como en todos sus libros un apartado con música para leer (que está sonando ahora mismo mientras escribo la reseña) cuenta con una maravillosa nota de los editores y una introducción de la propia Aliette de Bodard al universo de Xuya, para que cuando nos encontremos con los relatos, ya conozcamos el contexto donde se desarrolla la ucronía. Cuenta además, con un equipo de traducción de lujo compuesto por Pilar Ramírez Tello, Silvia Schettin, Diego de los Santo y Marcheto del blog Cuentos para Algernon (donde yo conocí a Aliette y en el que se puede leer de manera gratuita el relato Caída de una mariposa al amanecer)

Yo me fui a la EuroCon leyendo sus relatos y luego de oírla hablar, los continúe con aún más ganas, y con la extraña sensación de no querer que se terminaran nunca. Ya estoy deseando leer Una estación roja, a la deriva y de ver también publicadas en español sus novelas que de momento solo se pueden leer en inglés, creo que Aliette de Bodard es una autora que tiene mucho que contar y que lo hace de una manera tan especial que logra cautivarte rápidamente, mi invitación es a que le den una oportunidad a sus relatos y se adentren en El ciclo de Xuya, ya que es un viaje único que los llevará incluso a recorrer las estrellas.

¿Han leído El ciclo de Xuya? ¿Les llama la atención?

Reseña de otro de los relatos de la autora:

6 comentarios :

  1. Una estación roja a la deriva te va a encantar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero poder leerlo pronto, le tengo muchísimas ganas.

      Eliminar
  2. Suena muy apetecible a la vez que interesante, aunque si solo está disponible en digital me temo que lo tendré que dejar pasar. Me alegro que te haya gustado tanto.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena que no leas en digital, hay pequeñas maravillas como esta antología esperando a ser descubiertas.
      Besos

      Eliminar
  3. Hola :) Pues yo me lo había comprado con la intención de leerlo pre-Eurocon, pero no pudo ser. Eso si, entre escucharla de primera mano en la Eurocon y tu reseña no me quedan más que ganas. Dicen que Estación roja a la deriva es una maravilla. Lo bueno es que hay cientos de relatos del universo de Xuya, para todos los gustos según comento y estilos. Lo malo, a darle al inglés. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo lo empecé cuando faltaba poco para la Eurocon pero me gustó tanto que no me lo quise terminar del tirón, sino de ir disfrutado e ir leyendo un par de relatos cada día, tengo que leer Estación roja a la deriva, me quedé con ganas de más y creo que a ti te va ha pasar también lo mismo.
      Un beso Dani y buen fin de semana

      Eliminar

Blog design by Mery's Notebook