In the Nevernever: #AdoptaunaAutora: Agnes Grey, de Anne Brontë

#AdoptaunaAutora: Agnes Grey, de Anne Brontë

27 junio 2017


Anne Brontë es una de mis autoras favoritas y nada me alegra más que poder hablarles de su obra, así que hoy  es un día doblemente especial porque el blog cuenta con una colaboradora para reseñar uno de sus libros. Una de mis mejores amigas accedió a formar parte del fabuloso proyecto de Adopta una Autora y escribir su propia reseña de Agnes Grey (que yo había reseñado hace un par de años) y recomendarles la primera novela de la más joven de las hermanas Brontë. No puedo sino darle las gracias una vez más por acceder a mi loca petición, así que sin más dilación les dejo su opinión.


Comienzo este escrito admitiendo que Agnes Grey ha sido lo primero que he leído de Anne Brontë y aunque sí tenía algunas referencias de ella, todas eran a través de sus hermanas, principalmente de Emily Brontë. Pero también debo indicar que he disfrutado y sufrido, creo que en partes más o menos iguales, junto a ella a través de esta historia.

Historia en la que nos invita a ser parte de ella, haciéndonos mención en algunas oportunidades y casi adivinando lo que nosotros pudiéramos pensar en ese momento en específico. Mientras iba leyendo no sólo me sentía parte de la historia, sino me identificaba cada vez más con ella. Puede que esto no le pase a todo el mundo, considero que también depende de nuestra personalidad y forma de ver la vida, pero, quién no podría sentirse en algún momento identificado con Agnes al tener los nervios del primer día de trabajo, además de la emoción que se siente cuando hacemos por nuestros propios medios aquel trabajo que nos hace sentir ya independientes. 

Admito que también aparte de mi personalidad, el hecho de que fuera institutriz hizo que me sintiera también identificada, creo que es otra cosa que tenemos en común. Ser educadora si bien es uno de los trabajos más enriquecedores que pueda existir, al mismo tiempo puede ser, en muchos momentos, una labor muy ardua porque cada uno de nuestros alumnos lleva intrínseco su propia personalidad, voluntad, gustos, manías, carácter y padres….sí aunque parezca algo que no debería ser tan preocupante para nuestro quehacer educativo, los padres son, o el apoyo fundamental para formar a nuestros alumnos de la manera más adecuada pensando en su desarrollo integral, o por el contrario, el principal obstáculo que muchas veces nos encontramos, porque como muy bien sabía la mamá de Agnes ninguna madre quiere que le digan las cosas negativas de sus hijos y si en su defecto, también dejan que toda educación recaiga sobre los educadores y además no reconocen que es una labor compartida, pero que principalmente son ellos los primeros en transmitir valores y principios a través de su ejemplo, el trabajo de nosotros puede ser un gran tormento, como lo fue en muchos casos para nuestra protagonista.



Si tuviera que definir a nuestra Agnes diría que, para desconcierto de muchos, era una chica fuerte, y no con esto quiero decir que muchas veces no quise gritarle cual novela latinoamericana para que se defendiera y dijera lo que piensa, pero admiro su templanza, su fortaleza de principios y pureza de alma, realmente su motivación por ayudar a su familia, su nobleza por interponer muchas veces sus deseos por los de sus alumnas, y el perseverar a pesar de los malos momentos, me hacen confirmar que era una chica que si viviera actualmente lograría lo que se hubiese propuesto, ganándose el cariño de cuanto la conociera.

No es mi intención hablar mucho del Sr Weston, creo que porque me quedé con ganas de saber más sobre él, pero debo reconocer que me encantó su nobleza desinteresada. Sería interesante tener una visión de cómo fue para él irse enamorando de ella. 

Me encantó sentir la emoción de Agnes por querer verlo, tropezarse con él, tener noticias suyas, etc… me transportó a ese momento cuando quieres saber todo de la persona que te gusta y que todos los planetas se alineen para verle. Necesitamos recordar más esas emociones que tanto alegran la vida de cada persona y nuestra protagonista bien que lo supo compartir.

Parece mentira que haya pasado más de un siglo desde que fue publicada esta novela y de cómo podemos sentirnos tan identificados en muchos momentos, considero que esto sólo ocurre cuando el escritor sabe llegar a lo más humano y esencial de nuestros sentimientos, que por muchos avances y años que pasen, nos unen al personaje de una manera que tanto como estemos de acuerdo o no de su manera de pensar y actuar, disfrutemos y aprendamos junto a ellos.

Gracias Agnes Grey por también pensar que el amor es para siempre, incluso viviendo como ella dice “situaciones difíciles y sabemos que las volveremos a sufrir, pero las hemos sobrellevado juntos con amor, y nos preparamos para sobrellevar un día la separación definitiva… pero con el pensamiento glorioso en el cielo que nos aguarda, allí donde el pecado y la tristeza no se conocen, y donde nos volveremos a encontrar…”. El que haya tenido la dicha de haber vivido un amor alegre y sincero a pesar de las dificultades de la vida, podría entender de principio a fin esa frase. 

Quiero finalizar agradeciendo a María Teresa por invitarme a leer este clásico que disfruté mucho, del cual aprendí a querer y admirar la nobleza, inteligencia y paciencia de Agnes.


¿Han leído Agnes Grey? ¿Les llama la atención?

12 comentarios :

  1. Ahora mismo estoy leyendo Jane Eyre de Charlotte, cuando lo acabe sólo me quedara leer este para conocer a las tres hermanas, y es algo que me hace mucha ilusión jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, esperemos que te guste la obra de Anne tanto como la de sus hermanas, a mi particularmente me gusta más La inquilina de Wildfell Hall que Agnes Grey, pero cualquier de los dos que leas será una buena elección.

      Eliminar
  2. Hola, ha sido mi última lectura, a mi al principio me aburrió un poco, hasta que apareció el señor Weston, ese amor que se hace lentamente los encuentros en los jardines y todo lo que se dice sin palabras me encantó y me recordó mucho a OYP fíjate, por otro lado a mi Agnes si me pareció algo insulsa pero no te discuto la paciencia que tiene la mujer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro se desarrolla poco a poco, así que entiendo que te pudiese parecer aburrido, creo que lo que Anne pretendía era hablar de lo dura que era la posición de cualquier mujer que tuviese que ser institutriz, y lo hacia un poco desde su propia experiencia. la historia de amor con el señor Weston tiene algunos de los mejores pasajes del libro.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Me encanta esta iniciativa y genial que hayas elegido a la menos conocida de las Brontë. Este libro lo he leído hace poco y también tengo pensado leer alguno más de ella.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene, a mi me parece tan injusto que sea la menos conocida de las hermanas, por eso me encanta que iniciativas como Adopta una autora permita darle más visibilidad a su obra, a mi La inquilina de Wildfell Hall me parece su mejor libro, espero que le des una oportunidad.
      Saludos

      Eliminar
  4. Tengo que leer a las Brontë. Sólo he leído Emily y sus Cumbres Borrascosas, y tengo muchísimas ganas de descubrir a sus hermanas. Gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emily es una escritora excepcional, sus hermanas también lo son, todas tienen estilos diferentes pero son asombrosas cada una a su manera. Espero que le des pronto una oportunidad a Anne y espero que te sorprenda para bien.

      Eliminar
  5. Cuando lo leí hace unos años me aburrió un poco. Le echo la culpa a que tenía los libros de las otras hermanas más frescos y, en comparación, le tocó perder a Anne. Pero le voy a dar otra oportunidad, me entusiasmó la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que con la nueva oportunidad Anne salga mejor parada, las comparaciones siempre son complicadas, pero es normal, he leído muchas veces que de ser Anne una escritora independiente, y no ser comparada con sus hermanas, sería mucho más conocida de lo que lo es ahora, el destino es cruel.

      Eliminar
  6. Espero no demorar más el adentrarme en la obra de las hermanas Brontë. Tengo en la estantería Cumbres borrascosas esperándome. Si me gusta, estoy seguro de que repetiré con este que nos traes. Genial reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de las hermanas son muy diferentes entre ellos, puede que te guste Cumbres y éste no, o puede que ames a Anne y odies a Charlotte, es mejor darles una oportunidad sin compararlos entre ellos.
      Besos

      Eliminar

Blog design by Mery's Notebook