In the Nevernever: Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina

Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina

11 julio 2017


¿Qué pasaría si entre las líneas de nuestro mundo existiese otro totalmente secreto? Un lugar oculto repleto de prodigios pero también de horrores y cuando aceptamos su existencia admitimos que toda maravilla tiene dos caras. Hoy quiero hablarles de Las fuentes perdidas, la primera novela de José Antonio Cotrina, que como no me canso de repetir, es uno de mis autores favoritos de todos los tiempos. Una obra que tenía mucho tiempo descatalogada y que ahora podemos disfrutar en una versión revisada y publicada por la editorial Alianza y que incluye además el relato Entre líneas, un libro que deberían estar leyendo. 

“No buscaban un tesoro cualquiera y a la vez los buscaban todos, porque esa era la esencia de las fuentes perdidas: un compendio de todo lo que una vez había deseado la humanidad”.

Esta es la historia de Délano Gris, un aventurero con fama de tramposo y ventajista. Un conocido mercenario que guiado por sus instintos, acude a una reunión donde recibe un encargo bastante particular al que literalmente no se puede negar, debe aceptar un trabajo en el que se le pedirá guiar a un grupo y luego volver junto al ser que se identifica como Dhemian Milvidas, un sacerdote de la Hermandad de la Piedra y el Filo, para contar con todo detalle lo ocurrido durante la expedición.

El grupo que desea contratar sus servicios quiere realizar una tarea tan atrayente como peligrosa, embarcarse en la búsqueda de uno de los mayores Misterios Furtivos que pueblan el mundo oculto, una cruzada que los llevaría a Las fuentes perdidas, un sitio en el que se reúnen todos los deseos y anhelos alguna vez imaginados por los hombres. La misión de Délano, además de informar de todos los detalles de la búsqueda, es impedir que cualquiera del grupo beba de las fuentes, según Milvidas ni el mercenario puede hacerlo.

“Las verdaderas elecciones son las que no tienen vuelta atrás, el resto son solo excusas”.

Aunque lo más sensato hubiese sido buscar de escapar de la hermandad secreta y mantenerse alejado de una expedición que implicaba quizás cometer una doble traición, cuando es contactado por el grupo de exploradores para hacer de guía, nuestro protagonista decide aceptar. La idea de encontrar Las fuentes perdidas y poder cumplir todos sus deseos era muy poderosa, aunque quizás su mayor anhelo solo se vería completado cuando pudiese ejecutar su venganza, hay muchas cosas de su pasado que solo descubriremos con el tiempo. 

El grupo que se embarca en la búsqueda de las fuentes no puede ser más interesante, el primero de todos es Alan Rigaud, que se presenta como asesor fiscal y aventurero ocasional, es líder de la expedición, él consiguió el mapa que los conducirá al misterio. Lo acompaña Charlotte Blue, en apariencia un niño, pero en realidad es un genio que calcula las posibilidades de éxito de cada una de las acciones del grupo, una ayuda invaluable para la toma de decisiones. Por otra parte tenemos a Gema Árida, una poderosa espiritista, la única mujer del grupo.

“Ni siquiera nos conocemos a nosotros mismos… Ignoramos lo que podemos llegar a hacer si las circunstancias nos empujan a ello”

Completan a los aventureros: Alexandre, un hombre alto con los ojos totalmente negros, lo que lo identifica como lector, capaz de ver lo que ocultan tanto las personas como los objetos; Juan Carlos Heredia que es un joven guerrero de aspecto salvaje y por último un nigromante llamado Adriano Sforza, cuya presencia Délano solo soporta porque no tiene alternativa, el desprecio que siente por los de su clase es tanto que incluso se planteo abandonar la búsqueda al conocer su implicación.

Con los exploradores listos, empieza lo que será una especie de road trip por el mundo oculto, una aventura que deparará infinidad de misterios y peligros, pues los lugares de paso que enlazan los diversos mundos están plagados de toda clase de engendros, salidos directamente de las peores pesadillas, pero es probable que lo más peligroso serán los otros seres humanos con los que se topen en su misión. La maravilla tiene siempre dos caras y al aceptar lo fabuloso aceptamos también su lado más oscuro y aterrador.

“Viajaban por la más colosal, fantástica y caótica red de caminos jamás concebida”.

Con un mundo que como siempre en los libros de Cotrina, es un verdadero derroche de imaginación donde se entrelaza la maravilla con los peores horrores, Las fuentes perdidas es una las novelas ambientadas en el Universo Entre líneas, un escenario que comparte con otras obras del autor como La casa de la Colina Negra y La canción secreta del mundo (pueden leer mi reseña aquí), y aunque todas son novelas totalmente independientes, saber que el autor pretende ambientar parte de sus trabajos en un mismo universo hace que se le agreguen capas nuevas de lectura a cada libro, para que como lectores busquemos las conexiones obvias y las que no lo son tanto, así que ya tengo otra excusa para releerlas.

Si les digo que la ambientación es espectacular, lo son aún más sus personajes, Délano es tan carismático como enigmático, descubrir su pasado se convierte en uno de los principales atractivos de la novela, pero es que el elenco que lo acompaña tampoco se queda atrás, desde el nigromante al lector, pasando por un oso de peluche masoquista, cada uno esconde secretos que los hacen únicos e impredecibles y logran que la aventura sea algo aún más interesante, eso sí, tengo que decir que me habría gustado ver más de Gema Árida.

“En nuestro interior duermen monstruos… Y desean despertar”.

Magia, sueños, pesadillas, venganzas, oráculos, casas iguales, traiciones y deseos, Las fuentes perdidas es una excelente primera novela de un autor que todos deberían estar leyendo. Cotrina es un creador de mundos sin igual, con una imaginación de esas que hay que envidiar. De nuevo gracias a Alianza por reeditar una novela que tenía tiempo ansiando leer y que era imposible de encontrar. El libro que incluye también el relato Entre líneas, donde podremos conocer la historia de uno de mis personajes favoritos de la novela, es una excelente manera de conocer a José Antonio Cotrina si aún no lo han hecho. Leedlo, no se arrepentirán.  

¿Han leído Las fuentes secretas? ¿Les llama la atención?

5 comentarios :

  1. Gran reseña, y totalmente merecida. Un libro magnífico, con un diez en originalidad, personajes, trama y prosa. Canela fina para el aficionado. Cotrina es superior !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alvaro, yo opino exactamente como tu. Cotrina es un escritor excepcional y sus libros son fabulosos de principio a fin.

      Eliminar
  2. Hola! De cotrina leí El fin de los sueños y no quedé muy contenta, por ello quiero leer otra obra suya que me enganche, quizás opte por El ciclo de la luna roja o La canción secreta dle mundo que son las que me llaman más. Este lo pintas muy bien pero no llega a convencerme del todo XD

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No conocía al autor, pero leyendo tus entusiastas impresiones tendré que indagar un poco en su bibliografía. Gracias por la recomendación, suena muy bien.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. A ver si Corrija se anima a regalarnos más entre líneas... Grandísimo libro.

    ResponderEliminar

Blog design by Mery's Notebook